Make your own free website on Tripod.com

Home

Negocio | Tendencias | Compañía | Plan de Remuneración | Afiliación | Enlaces | Contácteme
work from hom
Tendencias

El proximo trillon

logo_neg.jpg

El mundialmente renombrado economista Paul Zane Pilzer es un empresario de software multimillonario, autor de tres best-sellers, rabino, y profesor universitario.

A la edad de 22 años recibió su MBA de Wharton en 15 meses, después de haber terminado la Universidad en tres años.

Fue nombrado profesor adjunto en la Universidad de Nueva York a los 24 años. A los 22 años fue el oficial más joven de Citibank, y a los 25 años, el vicepresidente más joven de la historia de la empresa.

Pilzer ganó su primer millón de dólares antes de los 26 años comenzando varias empresas, y ganó sus primeros 10 millones antes de los 30 años, todo mientras todavía era empleado del Citibank.

Ahora está de vuelta, con un nuevo mensaje: estamos presenciando el nacimiento explosivo de una nueva industria trillionaria , y los network marketers están preparados para ser la vanguardia de dicha explosión.

Después de dos siglos de oportunidad económica para los pioneros de la manufactura, hemos entrado a la era de la distribución. Hoy, la mayor oportunidad de riqueza aguarda a los que pueden entregar lo que Pilzer llama "distribución intelectual". Está describiendo el network marketing. El está, como dice el dicho,"cantando nuestra canción".

Segun Paul Zane, para 1990, como lo explico en "Unlimited Wealth", las mayores oportunidades de riqueza ya no estaban en la manufactura sino en la distribución.

Esta es la causa por la cual la gente más rica del mundo en los 90s era gente que encontró mejores formas de distribuir las cosas, en vez de mejores formas de fabricar las cosas.

El network marketing es hoy casi completamente distribución intelectual. Cuando usted como network marketer debate un producto con un cliente, muchas veces no entrega físicamente el mismo. Uno delega en UPS o algún otro servicio de entrega para llevar el producto a su consumidor.

Aún más fascinante es que el network marketing hoy se hace cara-a-cara por alguien que es también un usuario del producto. A diferencia del vendedor de autos, vendedor de electrónicos, o vendedor de ropa, el network marketer es un usuario educado, entusiasmado y experimentado del producto que a usted le interesa.

Las empresas que prosperan en el network marketing se enfocarán casi por completo en la distribución intelectual, enseñándole a la gente acerca de nuevos productos y servicios que mejorarán sus vidas. Las que realmente prosperarán son las que tengan tecnologías únicas o exclusivas. Y no sólo únicas, sino más eficaces que todas las demás.

Yo comencé por enfocarme en las mayores necesidades de América. Tenemos necesidades más fundamentales, como comer, dormir, estar saludables, educarse. Y a medida que estudiaba detenidamente las condiciones actuales, encontré que la mayor necesidad de hoy en América es el bienestar.

Hoy estamos en el año once o doce de una increíble expansión económica. Esto es lo que uno encuentra cuando entra en el hogar promedio: tienen suficiente para comer, saben en forma predominante en dónde están sus oportunidades económicas, saben lo que deberían estar haciendo para ganar más dinero, y si no lo hacen, a menudo es debido a elecciones positivas - por ejemplo, porque desean pasar más tiempo con su familia.

La necesidad primaria global de hoy ya no es la riqueza - es su salud.

Veo una industria trillionaria del bienestar para el año 2010. Veo grandes oportunidades para el network marketing y los network marketers.

Hay una gran ventana de oportunidad para las empresas de network marketing que eduquen a los consumidores sobre productos y servicios de bienestar.

Las empresas que puedan satisfacer la mayor cantidad de necesidades de sus consumidores serán las más exitosas.

Veo ensayos clínicos reales. Los productos de la industria del bienestar se mueven hacia una era de mayor control de calidad. Hoy, entre una tercera parte y la mitad de los frascos que encontramos en la venta al público tradicional no contiene dentro lo que dice la etiqueta, porque no es una industria regulada.

La empresa cuyo único negocio es el bienestar tiene mucho más que perder si comete un error: por eso tienen mejores controles de calidad. En última instancia, ninguna empresa exitosa de bienestar puede permitirse el lujo de tener un mal producto por ahí.